LAS RELACIONES TAMBIEN EVOLUCIONAN

Muchas veces nos preguntamos por qué una relación que había empezado de una manera excelente, con mucho amor y entusiasmo se agota. Es que acaso se acaba el amor?. Cuándo  empieza a fallar la relación qué podemos hacer?

Podemos analizar este tema apoyándosnos en la Astrología y encontraremos respuestas muy válidas.

Todo en la vida es cíclico y esto nos lo demuestra no sólo la Astrología cuando interpretamos los tránsitos por los ciclos planetarios, sino también la Psicología cuando nos señala los ciclos de las edades.

Y así como pasamos por diferentes crisis de acuerdo a la edad que tenemos, por ejemplo: la adolescencia, etc. también sufrimos determinadas crisis en nuestras relaciones de acuerdo al tiempo transcurrido desde su establecimiento y a los tránsitos planetarios que estén activando determinados acontecimientos en nuestras cartas personales o en los mapas compuestos.

Si un planeta exterior, es decir de Júpiter en adelante, está activando uno de los planetas vinculados con nuestra manera de relacionarnos (los planetas internos) en nuestra carta personal y a la vez esté activando un planeta de la carta de la otra persona, es decir que  está involucrando un interaspecto de la sinastria (comparación de cartas), indiscutiblemente se va a reflejar en un determinado aspecto de la vida en relación. Veamos esto con un ejemplo: Saturno en tránsito está cuadrado al Venus natal de ella, el cual a su vez está aspectando, una oposición del Sol de él al Venus de ella  (interaspecto Sol-Venus) en las cartas comparativas, lo cual se manifiesta no sólo en la restricción amorosa-económica de ella sino también en la manera como él ve a ella como pareja y en estos momentos es posible que sienta obstáculos en la relación, que perciba cierta frialdad en los sentimientos de ella o que vea a su pareja como un impedimento para evolucionar a nivel personal. Naturalmente si ambos conocen que es un ciclo que están viviendo y que luego pasará este problema, la relación no sufrirá sino más bien se fortalecerá en la crisis.

Igual sucede con los tránsitos sobre el mapa compuesto. Ellos van indicando el área y el tipo de situaciones que va viviendo la relación tanto a nivel externo como interno y de esa  manera podemos establecer como va funcionando la relación, tanto en los aspectos positivos como negativos.

Los ciclos planetarios que ocurren a nivel personal de cada uno de los miembros de la pareja, los cuales muestran como se producen los intercambios entre cada uno de ellos, en que áreas confluyen armoniosamente y en cuales rivalizan al hacer la comparación de las cartas  y los tránsitos que se producen en el mapa compuesto, el cual  nos señala la finalidad de la relación, van a indicarnos simultáneamente como está evolucionando esa relación y como está siendo el progreso indiviudal y crecimiento personal de cada miembro de la relación.

Resumiendo, existen ciertos factores a considerar para evaluar una relación , ellos son:

1.- CAPACIDAD PARA RELACIONARSE DE CADA MIEMBRO DE LA

PAREJA EN FORMA INDIVIDUAL.

2.- NECESIDADES Y DESEOS  DE  CADA UNO.

3.- NECESIDADES EMOCIONALES Y  SEXUALES INDIVIDUALES.

4.- ANALISIS DE LA EXPERIENCIA COMPARTIDA (SINASTRIA)

5.- INTERASPECTOS QUE SE DAN EN LA CARTA DE SINASTRIA.

6.- FINALIDAD DE LA RELACION   (MAPA COMPUESTO).

Una vez considerados estos factores podemos deducir en que momento se encuentra la relación, qué problema debemos enfrentar y con cuales recursos contamos para trabajarla sin necesidad de sentenciarla de inmediato a su fracaso.

Es de hacer notar que estos análisis comparativos no sólo muestran las relaciones de parejas sino también todos los intercambios que se producen como miembros que somos de una sociedad.